CERRAR

INFORMACIÓN IMPORTANTE SOBRE COOKIES

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Plan 21 días

Bienvenido a Mi programa diario.
Porque con pequeños cambios se consiguen grandes cosas.
  • 1 Día 1
  • 2 Día 2
  • 3 Día 3
  • 4 Día 4
  • 5 Día 5
  • 6 Día 6
  • 7 Día 7
  • 8 Día 8
  • 9 Día 9
  • 10 Día 10
  • 11 Día 11
  • 12 Día 12
  • 13 Día 13
  • 14 Día 14
  • 15 Día 15
  • 16 Día 16
  • 17 Día 17
  • 18 Día 18
  • 19 Día 19
  • 20 Día 20
  • 21 Día 21
  • Reducir el colesterol: las 3 cartas ganadoras.

    Reducir el colesterol: las 3 cartas ganadoras.

    Paso 1: Tu dieta Profesionales de la salud de todo el mundo enfatizan, como primer paso esencial para controlar el colesterol, en la importancia de llevar una dieta adecuada. Paso 2: Kaiku Benecol® En ocasiones cambiar la dieta no es suficiente. Los productos de Kaiku Benecol®, contienen 2g de estanoles vegetales. El consumo de 1,5 a 2,4 g de fitoestanoles al día reduce la colesterolemia entre un 7 y un 10% en 2 o 3 semanas. Una tasa elevada de colesterol constituye un factor de riesgo en el desarollo de cardiopatias coronarias. Paso 3: ¿Medicación? Siempre hay que consultar con el médico, pero en muchos casos no necesitaría medicamentos para bajar su colesterol si siguiese una dieta equilibrada. ¿Pero cómo es esa dieta recomendada? ¿Qué alimentos o combinaciones debes buscar? Durante las próximas semanas te ayudaremos a elegir diariamente un menú que te acerque a la dieta variada y equlibrada que te gustaría llevar.

  • Existe más de un tipo de grasa.

    Existe más de un tipo de grasa.

    Todos sabemos que es bueno vigilar la cantidad de grasa que ingerimos. De hecho, la ingesta diaria de grasa no debería exceder el 30 o 35% de las necesidades energéticas diarias del organismo. Aún así, conocer la diferencia entre grasas saturadas e insaturadas es igual de importante.   Las grasas insaturadas deben tomarse en mayor proporción Así que inclúyelas en tu dieta. Utiliza aceites vegetales como el de oliva o girasol, para cocinar y aderezar y margarinas blandas para untar. Estas grasas insaturadas suelen llamarse grasas “suaves”.   Las grasas saturadas se deben tomar con moderación. Las grasas saturadas se hallan principalmente en productos de origen animal y en productos procesados. Revisa las etiquetas y elige auqellos con un perfil de grasa más adecuado.

  • Busca la fibra, controla el azúcar.

    Busca la fibra, controla el azúcar.

    Se debe incluir en la dieta la cantidad recomendada de fibra. Los guisantes, las judías, los cereales y sus derivados como el pan y la pasta integrales son todos alimentos ricos en fibra alimentaria. Las fibras insolubles, como la celulosa, se encuentran en los cereales integrales y las solubles, como el betaglucano y la pectina, en las frutas y bayas, las semillas y las legumbres. También contiene betaglucano la avena. Tanto las pectinas (6 g/día) cmo el betaglucano (3 g/día) contribuyen a mantener niveles normales de colesterol sanguíneo. Pero debemos controlar los alimentos que aportan fibra pero además una cantidad excesiva de azúcar. Las galletas, los pasteles y algunos alimentos procesados contienen gran cantidad de azúcares añadidos, controla su contenido en la dieta, Si te apetece algo dulce, la naturaleza nos regala una infinita variedad para elegir, como por ejemplo las frutas, que además aportan fibra, vitaminas y minerales.

  • Pon color en tu plato con frutas y verduras

    Pon color en tu plato con frutas y verduras

    Se recomienda tomar al día 5 porciones de fruta y verdura. La fruta y la verdura son realmente increíbles. La mayoría de ellas son naturalmente bajas en grasas y calorías. Tu cuerpo necesita tantos nutrientes diferentes que puede resultar difícil saber cuáles elegir. Por suerte sabemos que la clave está en la variedad, así que elige distintos tipos de frutas y verduras de diferentes colores para asegurarte de combinar bien.   Hasta puedes inspirarte en la estación del año: 1. Invierno: piña, clementinas, kiwis. 2. Primavera: albaricoques, mangos, fresas. 3. Verano: higos, melones, nectarinas, melocotones, uvas. 4. Otoño: manzanas, peras, uvas.

  • Los lácteos desnatados

    Los lácteos desnatados

    La leche y los productos lácteos son excelentes fuentes de calcio y proteínas. Opta siempre, sin embargo, por los descremados. Los lácteos con toda la grasa, como la leche entera, contienen porcentajes elevados de colesterol y grasa saturada. ¡No son para todos los días! Mucha gente ingiere demasiada grasa saturada porque comen mucho queso. Sin embargo, existe gran cantidad de quesos ricos en proteínas con un contenido en grasa menor al 20%. Puedes disfrutar de estos quesos con moderación sin que se te dispare el colesterol.

  • Cuidado con los alimentos ricos en colesterol.

    Cuidado con los alimentos ricos en colesterol.

    Tu cuerpo fabrica la mayoría de su propio colesterol, pero también absorbe algo de los alimentos que tomas. Por eso debes sopesar qué alimentos contienen más. Es inteligente que limites la ingesta al menos de 300 mg de colesterol al día. El colesterol esta presente en alimentos de origen animal, como las carnes, el pescado, los huevos, los lácteos y sus derivados. ¿Un paso sencillo para hoy? Piensa en qué momentos consumes estos alimentos y si la cantidad que tomas es la adecuada. S no es asi, ¡Puedes cocinar las mismas recetas, pero con productos bajos en grasa y colesterol!

  • Come pescado entre 3 y 4 veces por semana

    Come pescado entre 3 y 4 veces por semana

    Se recomienda tomar pescado entre 3 y 4 veces a la semana, pero no todos los pescados son iguales. Hay pescados grasos como el atún, el salmón y el arenque frescos, y hay pescados blancos como el bacalao, el abadejo y el lenguado. Los grasos aportan mayor cantidad de grasa pero estas suelen ser insaturadas y tambien aportan ácidos grasos omega 3. Así que varias veces por semana: ¡que el plato del día sea pescado! Asegúrate de que al menos uno de los dos días sea pescado graso para que tomes esos ácidos grasos esenciales.

  • Kaiku Benecol® contiene 2 g de ésteres de estanol vegetal. Se ha demostrado que el consumo de 1,5 a 2,4 g de fitoestanoles reduc

    Kaiku Benecol® contiene 2 g de ésteres de estanol vegetal. Se ha demostrado que el consumo de 1,5 a 2,4 g de fitoestanoles reduc

    Ya llevamos una semana con Mi programa diario. Hasta ahora te hemos enviado ideas para ir introduciendo pequeños cambios en tu alimentación. Muchas de las sugerencias iban dirigidas a controlar el colesterol.  Si necesitas reducirlo, te recomendamos los productos de Kaiku Benecol® para lograr resultados en unas semanas. Tomado diariamente, el éster de estanol vegetal presente en los productos de Kaiku Benecol® puede reducir el colesterol entre un 7 y un 10 %. Notarás resultados en tan sólo 2 ó 3 semanas*. * Kaiku Benecol® no está destinado a las personas que no necesiten controlar su nivel de colesterol en la sangre. Los pacientes que toman medicación para reducir su colesterolemia solo deben consumir el producto bajo control médico. Kaiku Benecol® puede no ser nutricionalmente adecuado para las mujeres embarazadas o que amamantan y los niños menores de 5 años. Se aconseja el alimento como parte de una dieta equilibrada y variada, que incluya un consumo regular de fruta y verdura para ayudar a mantener los niveles de carotenoides. Debe evitarse un consumo superior a 3 g/día de estanoles vegetales añadidos.

  • ¡Lo estás haciendo muy bien! Persiste. No pierdas de vista el objetivo.

    ¡Lo estás haciendo muy bien! Persiste. No pierdas de vista el objetivo.

    Cambiar los hábitos alimentarios no es tan fácil como suena. ¡Ya te habrás dado cuenta! Aunque sólo estamos haciendo pequeños cambios, seguir estos consejitos te ayudará a mantener el rumbo...   1. Piensa en los nuevos hábitos que estás creando al dar los pasos que te hemos sugerido hasta ahora. Fíjate metas personales específicas, graduales y realistas. 2. Busca a alguien que te acompañe en el viaje: un amigo, un familiar o un compañero de trabajo que también quiera adoptar un estilo de vida saludable. Apoyaos mutuamente en la consecución de vuestros objetivos. 3. Escribir lo que vas logrando es motivador. Te ayudará a no perder el rumbo. ¿Por qué no empezar un diario donde anotar tus avances? Podéis comparar vuestro progreso después de un tiempo. 4. Recuerda lo ilusionado que estabas cuando empezaste a comer diferente. Como te dirá cualquiera que lo haya hecho, te sentirás maravillosamente y disfrutarás de todo lo que hagas. ¡Por eso empezaste y por eso vas a seguir!

  • Menos peso significa menos riesgo

    Menos peso significa menos riesgo

    Estar en un peso adecuado suele conllevar menos riesgo de enfermedades coronarias. Perder entre un 5 y un 10 % del peso corporal es un gran paso adelante que puede traer consigo numerosos beneficios para la salud. Para alguien que pese 80 kg ese porcentaje sería de tan sólo 4 kg. Pasos fáciles para perder peso: 1. Sírvete de la pirámide alimentaria para planificar una dieta variada y equilibrada, consulta con tu médico o nutricionista cuantas calorías diarias necesitas. 2. No te saltes el desayuno y realiza 5 comidas diarias. 3. Acompaña el plato principal con verduras crudas o cocinadas y elige agua como bebida principal y fruta como postre.

  • Busca un ejercicio que te apetezca practicar todos los días.

    Busca un ejercicio que te apetezca practicar todos los días.

    Además de hacerte sentir estupendamente, hacer ejercicio con regularidad es bueno para el corazón. Busca una actividad que realmente te guste y practícala diariamente. Por ejemplo, sólo 30 minutos caminando a buen paso todos los días, o casi todos, te reportará grandes beneficios. Incluso un ejercicio moderado como este, realizado todos los días, supone una gran mejora. Así que, sube las escaleras en lugar de coger el ascensor y aparca el coche más lejos de la entrada cuando vayas a trabajar.

  • Olvídate de la grasa: tu parrilla es una maravilla.

    Olvídate de la grasa: tu parrilla es una maravilla.

    Mucha de la grasa que comemos proviene del método de cocción. Casi siempre la comida estará igual de sabrosa al horno, al vapor, escalfada, a la parrilla o al microondas que con otras técnicas que aportan más grasas. ¡Reducir la grasa al cocinar introduciendo pequeños cambios es la forma ideal de controlar la grasa de la dieta sin tener que añorar nada! Hay veces en que necesitas cocinar algo con grasa, como al freír en sartén, por ejemplo. No renuncies a ello si no quieres, pero introduce un pequeño cambio: usa aceite de oliva o girasol en lugar de mantequilla, margarina dura o grasa animal. Quizás tengas que pensar un poco cómo cocinar de otra forma tus platos favoritos, pero en cuanto lo pruebes, estarás fijando hábitos saludables para el resto de la vida.

  • Controla la cantidad de sal.

    Controla la cantidad de sal.

    La sal de mesa consiste básicamente en sodio, un mineral que ayuda a regular la circulación de fluidos en nuestro cuerpo y en nuestras células. Si bien demasiado sodio puede provocar hipertensión y otros trastornos perjudiciales para el corazón. Los platos precocinados pueden contener un porcentaje elevado de sal. Prepara tú mismo los alimentos tan a menudo como puedas. Puedes aderezarlos con hierbas y especias, ajo, limón, pimienta, guindilla y otraos condimentos.  Trata de no usar la sal en la mesa y pronto te sorprenderá lo poco que la echas de menos.

  • Alcohol: conoce tus límites

    Alcohol: conoce tus límites

    Hay estudios que indican que beber una cantidad moderada de vino tinto puede ser beneficioso para el corazón. No es una cuestión sencilla, pues beber alcohol presenta muchos aspectos negativos. El alcohol puede afectar a la presión y al buen funcionamiento del hígado, por lo que se necesita más investigación al respecto para poder hacer recomendaciones concretas. Con seguridad un profesional de la salud no te recomendará empezar a beber.

  • La variedad es el secreto de una dieta equilibrada.

    La variedad es el secreto de una dieta equilibrada.

    Ningún alimento o grupo de alimentos proporciona todos los nutrientes que componen una dieta equilibrada.   El cuerpo exige un asombroso abanico de distintos nutrientes específicos para poder llevar a cabo todas sus funciones.   Come con la mayor variedad posible:  cereales integrales, lácteos descremados, aceite de oliva, pescado y carne magra, legumbres, judías, verduras, frutas, frutos secos y semillas.

  • Elige carnes más magras

    Elige carnes más magras

    En sí misma, la carne no es perjudicial. Entre otras sustancias, aporta proteínas, hierro y vitamina B12. Se recomienda optar, tanto como sea posible, por carnes bajas en grasas o aves. En este caso, “baja en grasas” significa menos de 3 g de grasa por 100 g de producto. Un ejemplo perfecto sería un filete de pollo sin piel, lomo de cerdo o carne de conejo.Y recuerda: toda la carne tiene colesterol. Así que, ¿cuál es el consejo fácil? Cuando comas carne, entérate antes de cuál es su contenido en grasa. Intenta cambiar unas carnes por otras para tomar menos grasa.

  • Tres es el número mágico que equilibra tu plato.

    Tres es el número mágico que equilibra tu plato.

    La comida equilibrada ideal contiene la cantidad correcta de cada uno de los tres grupos de alimentos más importantes: 1. Féculas (p.ej.: patatas, arroz o pasta integral). 2. Carne, aves o pescado. 3. Verduras (frescas o congeladas).   Pero simplemente comer algo de cada grupo no es suficiente. Las proporciones son clave. A grosso modo deberías tener: ¼ de féculas; ¼ de carne, aves o pescado y, lo que es más importante, ½ de verdura. Se recomienda seguir esta regla en tus comidas.

  • Come más despacio, disfrutarás más.

    Come más despacio, disfrutarás más.

    Comer lentamente le da al cuerpo el tiempo que necesita para reaccionar ante el hecho de que has comido. De esta forma podrás saber cuándo has comido suficiente y podrás parar a tiempo. Prueba a comer bocados más pequeños durante tu próxima comida para comprobar si el tamaño de la porción era más o menos de lo que necesitabas.

  • Domina la situación cuando comas fuera

    Domina la situación cuando comas fuera

    Quizás no siempre sepas exactamente qué estás comiendo cuando sales a cenar o tomas un tentempié fuera. Sin embargo, siempre puedes optar por verduras, carnes magras, fruta y pan integral. ¿Por qué no mantener en la cabeza una lista de tus opciones preferidas?  Así ya sabrás de antemano qué quieres pedir y podrás relajarte y disfrutar del momento. Nunca te sientas cohibido por pedir que te cambien algo en un restaurante. Al fin y al cabo ¡tú te lo vas a comer!

  • Comer a horas regulares te mantendrá en el buen camino.

    Comer a horas regulares te mantendrá en el buen camino.

    No respetar los horarios de las comidas puede socavar todo el esfuerzo en pos de una dieta y una vida más equilibrada. Planifica las comidas y hazlas siempre a las mismas horas. Cuando te saltas una comida o ignoras una sensación de hambre, debilitas tu dominio sobre esa sensación, por lo que eres más proclive en la próxima a comer de más o a elegir alimentos menos adecuados. Haz tres comidas y toma entre 1 y 3 tentempiés, si lo necesitas. Recuerda los consejos que te enviamos en los anteriores emails. Los mejores resultados se consiguen formando buenos hábitos, es decir, comiendo los alimentos adecuados una y otra vez con regularidad. Adquiere una rutina adecuada: cubrirás tus necesidades diarias y alcanzarás tus objetivos a largo plazo.

  • Comer pensando en tu corazón y la ayuda de Kaiku Benecol® son la respuesta.

    Comer pensando en tu corazón y la ayuda de Kaiku Benecol®  son la respuesta.

    ¡Hemos completado Tu programa diario! Gracias por participar. ¡Lo has hecho genial! Los cambios y sus beneficios que te hemos comentado y sugerido deben perdurar más allá de estas tres semanas.   Ahora la pelota está en tu campo. Confecciónate una dieta equilibradan, haz ejercicio con regularidad y toma los productos Kaiku Benecol®.  Pronto te descubrirás haciendo cosas que no sabías que podías y te sentirás fenomenal. En el boletín mensual de Kaiku Benecol® encontrarás más consejos, ánimos y noticias sobre salud.  Viene cargado de consejos nutricionales, tentadoras recetas, ideas motivadoras y enlaces a actos y encuentros relacionados con la salud que se celebran por todo el mundo.

Actividades

Patinaje sobre ruedas

Según el Dr. Carl Foster, profesor adjunto de la Facultad de Medicina de la Universidad de Wisconsin, patinar sobre patines ...

Leer más

Cocina

Recetas

Inspiración para crear platos más sanos

Leer más